Definir la creatividad

¿Qué es exactamente la creatividad? ¿Todos podemos ser creativos?

Back view of businessman drawing sketch on wall

Definir la creatividad es el primer paso para comprender cómo funciona y encontrar el camino para potenciarla en nosotros mismos y en nuestro entorno personal y profesional.

Pese a lo que comúnmente se cree, no existe una definición única de qué es la creatividad ni qué significa ser creativo. Por sentido común, cuando pensamos en alguien creativo nos imaginamos artistas, profesionales del marketing, diseñadores o cocineros de vanguardia. Pero lo cierto es que la creatividad puede existir en todos los ámbitos de la actividad humana, ya que se trata de:

–          Algo nuevo. La creatividad supone generar algo que no existía antes aunque esto sea, como a menudo sucede, fruto de una nueva combinación de conocimientos o  elementos existentes.

–          Que toma una forma física exterior a los individuos. Es decir, que no es solamente una idea que existe en la cabeza de alguna persona, sino que se concreta en el mundo real.

–          Que es considerado apropiado, útil o valioso por otras personas diferentes del creador.

De esta forma, podemos definir la creatividad como el proceso de concreción de nuevas ideas cuyos productos reciben una valoración o apreciación social por su originalidad, novedad o utilidad.

Más allá de estos tres rasgos básicos, los investigadores también han observado que existen diferentes niveles en los que ocurre la creatividad, lo que normalmente señalan como “pequeña c y gran C” (little c, Big C).

La gran creatividad o Big C es aquella que representa una revolución o transformación radical que trasciende las fronteras del dominio y la cultura del momento: obras de Mozart o cuadros de Van Gogh son ejemplos de un estilo disruptivo de gran creatividad.

Pero existe otro nivel de creatividad en nuestra vida cotidiana (little c) que también implica nuevas combinaciones de elementos existentes en una escala mucho más reducida de reconocimiento social.

Por ejemplo, si nuestro hijo pinta una hoja combinando colores de una manera novedosa, esto será algo nuevo para él y quizás también valioso a nivel personal, pero muy probablemente no será considerado una gran creación o creatividad del tipo Big C.  Cuando es un descubrimiento que impacta exclusivamente a nivel individual se la denomina también creatividad mini-c.

Lo importante más allá de esta distinción es saber que el camino a la gran creatividad comienza con pequeños pasos o ensayos de mini creatividad. Científicamente está demostrado que no existe una diferencia esencial en los mecanismos internos de pensamiento creativo de las personas que conducen a generar una obra de alta disrupción en su campo, de las creaciones menores de tipo little c.

No son procesos cognitivamente diferentes, sino que la diferencia sustancial pasa por la complejidad de la empresa, la experiencia, destreza y conocimientos acumulados sobre una actividad específica o campo, y el esfuerzo y dedicación necesarios para cada una.

Esto nos conduce a derribar el primer mito de la creatividad en cuanto a que sólo unos elegidos en esta vida están destinados a brillar por su capacidad creativa. TODOS podemos, aunque sea a diferente escala y en distintos ámbitos, contribuir a mejorar nuestra vida personal y profesional, poniendo en funcionamiento y ejercitando nuestro espíritu creativo.

Hay quienes piensan que explicar la creatividad es como describir el andar en bicicleta, algo que no tiene mucho sentido y que las personas lo hacen de manera automática  sin plantearse a nivel conciente qué es lo que exactamente hacen diferente del resto de la gente.

Sin embargo, la ciencia de la creatividad ha demostrado que el entrenamiento con determinadas técnicas y un medio social propicio, pueden incrementar la capacidad creativa de los individuos y de las organizaciones. Esto prueba a su vez que la creatividad no es un rasgo propio o natural de algunos individuos, sino una capacidad que se puede potenciar y mejorar… como también anular o debilitar.

En los próximos posts nos adentraremos en las teorías de la creatividad, y específicamente en las técnicas y herramientas para potenciarla.

Es momento de ponernos en marcha hacia la liberación de nuestro espíritu creativo

Sobre el autor

Fabricio Busi

Comentarios

Deja un comentario

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Copyright Paradigma Creativo © 2014. Seashell Theme by Meks. Powered by WordPress.